loading

6 Consejos para crear tu fondo de emergencia

Así que tienes un buen trabajo y tus finanzas están sanas. ¡Muy bien!, sin embargo, aún no puedes cantar victoria, ya que es necesario que cuentes con un fondo de emergencia para proteger tus finanzas, sin endeudarte.

Sólo hay tres cosas seguras en esta vida: la muerte, el pago de impuestos y que cuando menos te lo esperas, vendrá un imprevisto o emergencia.

Tener un fondo de emergencia para solventar tus gastos personales por tres o hasta seis meses, te permitirá enfrentar todo tipo de problemáticas sin perder el sueño o venderle tu alma a un crédito.La creación de un fondo de emergencia es sencilla y siempre debe ir adaptada a tus ingresos. Destinar una fracción de tus ingresos a un fondo de emergencias implica el compromiso de que ese dinero sólo pueda ser usado para eso.

No es tu caja chica, por lo que no debes usarlo para completar tus gastos si la quincena no te alcanzó para todo.

Por ello, te compartimos estos puntos clave para que tengas un fondo de emergencias sin morir en el intento.

 

1. Establece una meta de ahorrofondo de emergencia

El 10% de tu sueldo, el 5%, 1,000 pesos a la quincena… no importa, la clave es iniciar y tomarse la cifra pactada muy en serio.

 

 

2. Mantenlo disponiblefondo de emergencia

Lo ideal es que puedas disponer de él rápido y sin muchas trabas.

 

 

 

3. Pero… no demasiadofondo de emergencia

No lo guardes debajo del colchón, mantenlo en un lugar seguro.

 

 

 

 

4. No lo gastes ni dejes que se gaste solofondo de emergencia

Abre una cuenta bancaria que no te cobre comisiones o invierte en un fondo de bajo riesgo.

 

 

 

5. Ten al menos dosfondo de emergencia

Uno para situaciones menores (arreglar un desperfecto de tu casa) y uno para emergencias mayores (que te quedes sin trabajo, por ejemplo).

 

 

6. Si te suben el sueldofondo de emergencia

Debes aumentar el porcentaje que destinas al fondo de emergencias.

 

 

 

Tener un fondo de emergencia requiere de empeño y disciplina. Cada vez que quieras tocar ese dinero, piensa en qué harías si te quedaras sin trabajo o tuvieras que reparar tu casa después de un desastre natural. Deja atrás la clásica frase “a mí no me va a pasar” y ten en cuenta que la vida está llena de imprevistos. ¡Protégete!

Fuentes: Gob.mx, Condusef